250-1115

©2001- 2019 AquaOasis.com.pe

Intolerancia a la proteína de la leche

¿Sabías que no es lo mismo que la intolerancia a la lactosa?

 

La lactosa es un tipo de azúcar que contiene la leche. Cuando consumimos productos lácteos, normalmente, el intestino delgado produce la enzima lactasa para digerir ese azúcar y no hay mayor problema. En el caso de un intolerante a la lactosa, su intestino delgado no produce suficiente cantidad de esta enzima, entonces cuando consume productos lácteos, su cuerpo puede reaccionar con diarrea, cólicos abdominales, flatulencias, náuseas o distensión abdominal.

 

Estos síntomas se alivian reduciendo considerablemente las porciones de lácteos que se suele consumir, reemplazándolos por productos deslactosados (a los cuales se les ha agregado las enzimas de lactasa) o tomando la enzima en cápsulas o tabletas masticables. 

 

Digamos que la intolerancia a la lactosa es una deficiencia del organismo a la hora de digerir la leche y sus derivados.

 

 

 

La intolerancia a la proteína de la leche es una reacción alérgica. El sistema inmunológico interpreta equivocadamente a la proteína de la leche como una sustancia peligrosa de la cual debe defender al organismo. Por ello, se produce una reacción alérgica que puede producir irritabilidad, malestar estomacal, náuseas, diarreas (incluso con sangre), pérdida de peso, eccemas, urticaria e, incluso, shock y problemas al respirar, en los casos más graves.

 

 

La desarrollan personas de todas las edades, pero es mucho más frecuente en los lactantes (entre el 2 y 3%). No se sabe con certeza por qué algunos la tienen y otros no –como ocurre con muchos tipos de alergia, en realidad-, ni por qué algunos niños la superan entre los 3 y 5 años de edad, pero se cree que tiene un fuerte componente genético.

 

Lo cierto es que los niños que desarrollan alergia a la leche de vaca, también pueden reaccionar a la leche de cabra, a la de oveja e, incluso, a la de soya.

 

Esto sí que es un verdadero problema, porque en nuestro país no solo estamos acostumbrados a darles leche a los niños 3 veces al día, si no que mucho de nuestra gastronomía tiene a los lácteos como ingrediente fundamental.

 

 

Además, la leche aporta calcio, vitamina D, riboflavina y proteína al organismo en cantidades considerables. Por ejemplo, una persona debe consumir diariamente, un promedio de 1000 a 1500mg de calcio según su edad y sexo. Un vaso de leche aporta alrededor de 300mg.

 

Para reemplazar la leche de vaca en una dieta hay que poner especial atención a los alimentos que se van a consumir, porque el cuerpo sigue necesitando esos nutrientes. En el caso de la leche de almendras, por ejemplo, 2 vasos aportan aproximadamente el 35% del calcio que se recomienda tomar a diario.

 

Existen otros alimentos que aportan calcio al organismo, como las sardinas, espinacas, col, nabos, brócoli, naranja, palta, frutos secos, entre otros. Pero, aceptémoslo, es difícil adecuar nuestro tiempo y economía, y más aún, cambiar nuestra formación cultural, costumbres, estructuras mentales y, por qué no, gustos a la hora de entrar a la cocina.

 

Alternativas hay, leche de almendras, ajonjolí, arroz, semillas de girasol y también de calabaza; de avellanas, coco, castañas, quinua, entre otros varios insumos de origen vegetal. Todos estos, no contienen lactosa y se adecúan muy bien a las necesidades de personas con alergias, trastornos digestivos, intolerancias y otras dificultades generadas por el consumo de lácteos de origen animal.

 

Cambiar la forma de cocinar y de comer implica una transformación en cómo vemos la alimentación. No es fácil, más aún para los peruanos. Ya sea por una intolerancia a la lactosa o a la proteína de la leche, se trata de tomar conciencia de la repercusión que esto tiene en nuestra salud y la de nuestros hijos. 

 

Fuentes:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000276.htm

http://kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/milk-allergy-esp.html

http://www.vivesinlactosa.org/leches-alternativas/

http://miratusalud.com/17-alternativas-a-la-leche-de-vaca/

file:///D:/Downloads/Dieta-para-ninos-con-alergia-a-la-proteina-de-la-leche.pdf

http://www.saludigestivo.es/es/enfermedades-digestivas/general/diferencias-entre-la-intolerancia-a-la-lactosa-y-la-alergia-a-las-proteinas-de-la-leche-de-vaca.php

http://alimentoscalcio.com/calcio-leche

http://www.vidaysalud.com/diario/dieta-y-nutricion/cuanto-calcio-debes-consumir/

 

 

 

Please reload

Lo más leído

8 hábitos que hacen que tu metabolismo sea más lento

February 12, 2015

1/6
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • RSS App Icon
Algo Nuevo
Please reload

Archivo
Etiquetas
Please reload